Quiero una Colombia tolerante

constantinoroldanFrente a la marcha del 2 de abril de este año, 2016, me he encontrado diversas clases de comentarios en contra que van desde que no es una marcha representativa, pasando por que no deberían usar los símbolos nacionales como la bandera o la camisa de la selección colombiana de fútbol, y el “no representa al pueblo”; hasta encontrarme con comentarios como “el que la convoca es un cínico”; “es una marcha que disfraza intereses políticos como intereses nacionales”, que “es una marcha que divide, no representa a la nación” y que  “solo logra dividir aún más el país”.

Bueno, vamos por partes.

Dice Armando Benedetti en Twitter “una marcha con asistencia del 0.3% del censo electoral es más de entusiasmo que de personas!”. Senador Benedetti, según la Registraduria Nacional del Estado Civil, el censo electoral actual lo conformamos 31’147.177 colombianos, donde el 0.3% que usted dice equivale aproximadamente a 94.000 personas. Discúlpeme Senador, pero la sola marcha en Medellín superó con creces dicho número –si no me cree mire una de las fotos, es simple cuestión de lógica- además considere que no solo fue en Medellín sino que tuvo lugar en todas las ciudades del país. Corrobore sus datos, no vaya a ser usted uno más de los que va haciendo política publicando información imprecisa.

Segundo, a aquellos que dicen que no fue representativa me permito invitarles a que lean el párrafo anterior. Además, les recuerdo que cualquier colombiano puede llevar su bandera o sus símbolos nacionales mientras no los ‘irrespete’; incluso lo hemos visto con las AUC y las FARC que usan la bandera en sus insignias, pero nadie se ha quejado por eso, ¿cierto?

A los que dicen que no representa al pueblo por que no la convoca el pueblo ¿qué esperan entonces? Pueblo lo define RAE en su página web, como un “Conjunto de personas de un lugar, región o país.” Resulta entonces evidente que la marcha sí fue convocada por el pueblo en tanto el Centro Democrático cumple con la definición. Además, no sobre recordarle al lector que los intereses nacionales son definidos por los gobiernos de turno, entonces sí son intereses políticos. 

Por último, aquellos que dicen que la marcha divide, consideremos varias cosas. 

La política en su parte práctica es fundamentalmente un ejercicio que requiere del disenso, de la diferencia, y que se puede resumir como la competencia por el poder entre grupos. Además, por el solo hecho de la diversidad humana tenemos que tener claro que hay pluralidad de ideologías y maneras de entender el mundo. No es que una marcha divida, ya estamos divididos por el mero hecho de ser humanos y pensar de formas diferentes.

La diferencia y la división no son malos, como muchas veces nos lo han mostrado. Tampoco son malos los partidos políticos, ni salir a marchar por que un partido X convoca para manifestar el descontento con un gobierno. 

Me parece mucho peor, más macabro, que aboguemos por el consenso, por la homogeneidad, por la igualdad de pensamiento, nada que grite más ¡dictadura! Como también me parece perverso estar en desacuerdo con todo por el odio que muchos le tengan a X o Y personaje, sea Santos o Uribe.

Colombia es un pueblo fragmentado, regionalista si se quiere, donde nunca ha habido una nación como tal. Pero eso no es malo, en absoluto, por que de todas maneras dentro de la ¨nación¨ cabe la diferencia, la minoría, el disenso; no vaya a ser que estén pensando en una nación como la típica de la Alemania Nazi o la Italia de Mussolini.

Yo abogo aquí por la diferencia, por que se permita el disenso, que la oposición salga a marchar independiente de quien convoque, que hayan partidos, que haya pluralidad. Lo que me parece preocupante es que pensemos que el otro es un enemigo, no un adversario; que llevemos nuestra ideología a la violencia y a la imposición.

No quiero una Colombia del consenso, de la homogeneidad. Quiero una Colombia donde la pluralidad sea respetada, apoyada, y respaldada en todos los ámbitos. 

Quiero una Colombia tolerante. Espero que no esté pidiendo demasiado.

  • Twitter

0 Comentarios

Ingresa su mensaje

Dejanos su comentario..


Quiénes somos?

Bajolamanga es un medio de opinión informal y alternativo que invoca las palabras para detallar, a la luz de quien escribe, la caracterización de una situación particular que el columnista retrata.

Y así de diversas como son las palabras y las opiniones, así nos proyectamos nosotros, con una única consigna y afiliación: la de la pluralidad, la que permite hablar, debatir y construir a partir de la diferencia y el respeto.

Publicidad
image description
Suscríbete

Recibe nuestras columnas más visitadas del último mes y mantente informado de nuestros eventos proporcionándonos los siguientes datos.