Los trabajadores de Tierra Caliente de Medardo Rivas.

Durante el siglo XIX, el país experimentó un periodo de convulsión política, de coyuntura y cambio. La literatura de la época refleja la búsqueda del ideal de nación, su construcción y ficcionalización. La élite gobernante, pretendía acuciosamente establecer una serie de valores comunes, un pasado al que todos se acogieran para que su proyecto político les abarcara y tuviera éxito. Gran parte de ese proyecto, se trasladó a la prensa, la educación y la política, espacios en los que el bogotano Medardo Rivas se desenvolvió. Defensor de la República y la causa liberal, su historia de vida muestra cómo el trabajo y la educación, fueron para él y para muchos de sus contemporáneos, los pilares fundamentales en los que se sostenía la sociedad. Ambos les brindaron a muchos la posibilidad de hacer parte de las esferas de influencia del país y de amasar una fortuna que ya no estaba ligada solamente al pasado noble de la familia.

Medardo Rivas, nació en Bogotá el 4 de junio de 1825. Su amplia obra literaria lo coronó como uno de los autores más importantes del siglo XIX. Como miembro de una familia de la élite, se desenvolvió en escenarios tan diversos como el político, militar, educativo y literario. Fundó en colaboración con algunos coetáneos la instrucción primaria, se destacó también en el mundo periodístico, no solo escribiendo sino creando periódicos. Su historia de vida, fue plasmada en su obra y sus inclinaciones políticas y morales se reflejan en ella. Las influencias, ideologías y convulsiones políticas de su época son referentes en sus escritos, donde él y su familia tienen un papel protagónico. Sus intereses en la agricultura y la industria, los combinó con su pasión por la escritura, medio que le permitió registrar aquello que consideraba digno de pertenecer a la posteridad y de dejar un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones.

Uno de los objetivos principales que tuvo Medardo Rivas, cuando escribió Los trabajadores de tierra caliente, se hace visible al leer los primeros capítulos del texto. En uno de sus fragmentos está presente su propósito:

“Si pudiéramos contar a nuestros compatriotas con exactitud quiénes fueron los fundadores de estas haciendas y los creadores de esta riqueza, nos creeríamos felices, pero sólo podemos evocar algunos recuerdos, y salvar algunos nombres del olvido”.

Es por lo anterior que, en todo su texto se hacen presentes figuras notables del altiplano cundiboyacense y las tierras bajas del río Magdalena. Rivas hizo un acercamiento a los principales datos biográficos de estos hombres y también exaltó sus obras por el valor que tenía para él, lo que ellos habían llevado a cabo, que de una u otra forma era lo que el mismo y algunos de sus familiares y amigos habían hecho. Las labores realizadas por ellos fueron: tumbar monte, establecer haciendas, cultivos, trapiches y finalmente la industria. En todas esas ocupaciones está presente una palabra que fue de las que más mencionó el autor: trabajo, “esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza” dice el diccionario. En Rivas, esta acción debía ser ardua, dedicada y forjadora de un espíritu y unos valores que se vieran reflejados en la persona y que sirvieran de ejemplo a las generaciones venideras.

Los trabajadores de tierra caliente es un libro que combina estilos, narrativas y géneros. No se limita a la prosa y no se agota en el relato. Escrita por un hombre que se desenvolvió en tantos y diversos campos, en sus líneas están presentes temáticas tan diversas, que abarcan lo económico, político, social y familiar. Los propósitos del texto, pueden leerse ya desde la estructura misma, en la medida en que los lugares y los personajes tejen el hilo conductor del libro. El Partido Liberal y sus afiliados, son un tema fundamental para Rivas, puesto que él mismo participó en la guerra civil de 1860, en la que fue ascendido a coronel. El espacio es el hilo conductor que teje la historia que Rivas deseó plasmar. Su importancia radica en que éste le ayuda a establecer sus visiones del contexto social, político y económico. En él se gesta la construcción de una civilización que responda a las necesidades de su tiempo y que elimine la barbarie. Es por ello que la conquista del territorio representa el mayor esfuerzo en la lucha por establecer el orden y la moral. Ligado al espacio, el tiempo en la  narración se dio en sintonía con los espacios, las anécdotas y las historias.

Finalmente cabe resaltar que, la lectura de Rivas, permite acercarse a un contexto histórico y social marcado por la contraposición de las ideas de civilización versus barbarie, la construcción del ideal de nación, y la difusa línea que separó las ideologías liberal y conservadora en el país.

Imagen tomada de www.elviejotopo.com

 
  • Twitter

0 Comentarios

Ingresa su mensaje

Dejanos su comentario..


Quiénes somos?

Bajolamanga es un medio de opinión informal y alternativo que invoca las palabras para detallar, a la luz de quien escribe, la caracterización de una situación particular que el columnista retrata.

Y así de diversas como son las palabras y las opiniones, así nos proyectamos nosotros, con una única consigna y afiliación: la de la pluralidad, la que permite hablar, debatir y construir a partir de la diferencia y el respeto.

Publicidad
image description
Suscríbete

Recibe nuestras columnas más visitadas del último mes y mantente informado de nuestros eventos proporcionándonos los siguientes datos.