“Juan Manuel Santos logró unir a los colombianos en contra de su gobierno.” Claudia Bustamante

A diferencia de lo que muchos creen, no ocupa ningún cargo dentro del Centro Democrático. Una hora antes de la entrevista, informó que estaba retrasada y preguntó que si se podía posponer el encuentro treinta minutos. Habló durante media hora antes de empezar la entrevista, es directa, y afirma que sus esfuerzos van más allá de un partido. Bajolamanga dialogó con Claudia Bustamante, organizadora de la marcha del 2 de abril. 

Pregunta: ¿Hacia qué mes y de quiénes fue la idea de la marcha?

Respuesta: Nosotros veníamos agitando desde las redes sociales la idea de salir a la calle. No solamente yo, sino varios usuarios tanto de twitter como Facebook encontraban que había mucho inconformismo, pero estaban cansados de quejarse en las redes únicamente. La gente siempre me preguntaba: ¿Y qué vamos a hacer? ¿Y qué sigue?. Cuando nosotros estábamos en alguna reunión social, siempre el final de la conversación era con críticas y quejas hacia el gobierno nacional; y venían de personas uribistas, no uribistas y otros que ni siquiera les interesa la política, pero sienten en su diario vivir la situación tan complicada del país.

Una vez puse un tuit que decía: “Es hora de salir a la calle”, y lo fijé en mi twitter aproximadamente dos semanas. En ese lapso de tiempo tuvo cerca de 700 retuits. Después, el presidente Uribe ante un suceso puntual que no recuerdo tuiteó: “Hombre, qué problema con Santos, si no nos oye, tocará salir a la calle”. Cuando el presidente Uribe escribió eso, la gente salió eufórica a decir: “¡Sí, a la calle!”. 

Propusimos en redes algunas fechas y concluimos que el 2 de abril era ideal, y tiene un motivo que no se ha dicho. Esos tuits fueron a finales de febrero. El 17 de marzo iba a haber un paro nacional que tenía otro concepto, entonces no se podía hacer por esos días. Después de eso se propuso el 19 de marzo, pero era en plena Semana Santa, que tampoco tenía sentido. Por esa razón lo hicimos el sábado siguiente a Semana Santa. Cuando sacamos el hashtag que salió de mi cuenta y decía #Abril2aLaCalle, la gente empezó a responder de una manera impresionante y la dinámica fue increíble. Muchas personas empezaron a enviarnos mensajes directos a varios de los que usamos el hashtag diciendo que querían ayudar, entonces comenzamos a sumar todas esas voluntades de distintas ciudades y consolidamos unos grupos en varias ciudades del país. La idea era que en cada ciudad se formaran equipos primarios encargados de la financiación, comunicación y logística. Así se hizo, y semana a semana creció el grupo de organizadores con personas que de todo el país, e incluso del exterior, que quisieron participar. 

P: ¿Quiénes fueron las cabezas visibles de la marcha?

R: Yo pertenezco al comité organizador, pero el mérito debe de ser todo para los jóvenes. Ellos fueron los primeros que levantaron la mano y ofrecieron su tiempo para esto. Fueron ellos siempre los primeros en llegar a las reuniones logísticas, pegatones y convocatorias. El mérito real de ésta marcha es para los jóvenes. Organizadores fuimos muchos en cada una de las 23 ciudades, pero el mérito, reitero, le pertenece a los jóvenes. 

P: ¿Quién es Claudia Bustamante y por qué tiene 39,000 seguidores en Twitter?

R: Yo soy una mujer del común. Soy madre de una hija que tiene 17 años y yo todo esto lo hago porque yo quiero un mejor país para mi hija. Esto no es una frase de cajón, sino que yo de verdad quiero que mis nietos amen a Colombia profundamente. Que puedan disfrutar sus paisajes y vibren con la gente de este país que es absolutamente maravillosa. Yo soy una mujer del sector privado. Fui gerente de la marca Calvin Klein, siempre he estado en el sector privado y espero seguir ahí.  No tengo ninguna aspiración política, nunca he tenido ningún cargo público y esto lo hago con un sentimiento patriótico y por mi hija. 

Cuando mi hija tenía 6 años y salíamos de la ciudad, ella no dormía. Me decía: mamá yo no quiero ir a esa finca porque me va a secuestrar la guerrilla. Ella tenía esa noción porque teníamos familiares que tuvieron que salir del país para evitar el secuestro. Es literal que mi hija no dormía y era un problema en mi familia cuando salíamos de la ciudad. Siempre nos decía que no quería que la guerrilla la separara de nosotros. Ella fue creciendo y yo fui madurando la idea de que mi hija tenía que ser feliz en su país y que lo tenía que vivir. Esa es Claudia Bustamante. Y tengo esa cantidad de seguidores en Twitter porque la gente es muy generosa y porque me gusta conectarme con las personas. 

P: ¿De dónde provienen las acusaciones de pagos por participar de la marcha?

R: Yo creo que eso son acusaciones que vienen específicamente de Martín Santos. Creo que eso fue un intento desesperado por mostrar y desacreditar la marcha ciudadana. Yo soy uribista, y tengo un aprecio inmenso por la persona y no por el político que es Álvaro Uribe Vélez. Pero a mí me gustaría que la gente entendiera que ser uribista o no ser uribista no es del caso. Lo relevante aquí es lo que está pasando por Colombia. Es muy importante empezar a desligar el tema. Sin embargo lo único que han logrado es desconocer el clamor ciudadano. 

El lunes en la mañana me puse muy molesta con una entrevista en Blu Radio porque fueron muy mal intencionados. Mientras esperaba en el teléfono a que me atendieran, estaban hablando de nazis y una serie de cosas que son salidas de tono. El tema de pagos es una cosa absurda que se desvirtúa con solamente ver la cantidad de personas que salió a la calle.

P: ¿Cómo fue el cubrimiento de los medios de comunicación a la marcha? 

R: El cubrimiento fue bastante deficiente.  No solamente deficiente, sino parcializado. En Medellín tuvimos la precaución de hacer tomas aéreas para poder mostrar con planos abiertos la cantidad de gente que salió a marchar, porque sabíamos que eso iba a suceder, no es algo de ahora sino de siempre. Los medios infortunadamente son gobiernistas y me da mucha tristeza porque finalmente quienes pierden no son los medios sino los ciudadanos en general porque nos mal informan. Entonces yo a veces no entiendo para qué esa lucha por la libre expresión si es para decir mentiras. Lo que se vió en esos planos abiertos habla por si solo. No solo quedaron en ridículo los medios sino aquellos que afirmaban que éramos 4 gatos. 

P: ¿Cuál debe ser la reacción del gobierno nacional frente a la marcha? 

R: Yo creo que a Juan Manuel Santos le llegó el momento de escucharnos, porque no solamente tiene un 13 por ciento de aceptación, sino que es claro que ya la gente está diciendo: Señor Santos, si usted no nos oye nosotros vamos a buscar mecanismos para que usted sí nos oiga. El resultado que nosotros esperamos es que la comunidad internacional entienda que aquí pasa algo. Que no son reales todas las mentiras que él va  a decir en sus giras, sino que Colombia está inconforme tanto con el proceso, que es la génesis de todo esto, como con la forma como ha conducido su gobierno. 

Esta semana él decía desde Guatemala que en Colombia habían salido a marchar 65mil personas. Entonces uno analiza eso y dice: este señor habla de democracia, que implica expresión ciudadana, pero a su vez sale a decir que solo marchamos 65mil personas. Es obvio que él ha visto el registro fotográfico, si no lo ha hecho es la persona más desinformada de todo el país, y siendo el presidente de la república eso sería fatal. A Juan Manuel Santos le corresponde escuchar al pueblo colombiano y no a 7mil delincuentes. 

P: ¿Logró la marcha agrupar a todos los sectores sociales? 

R: Yo creo que sí. Muchas personas al final de la marcha decían que no eran uribistas pero estaban ahí en contra del gobierno. Juan Manuel Santos logró unir a los colombianos en contra de su gobierno.

P: El balance de la marcha fue bueno en las principales ciudades del país. ¿Como les fue en las ciudades intermedias y otros municipios? 

R: El balance de la marcha fue bueno en todas partes. En Antioquia, es lógico que hayamos salido tantos. Primero, porque hay que decirlo, esta es la cuna del uribismo y es una ciudad donde la tendencia ideológica es de derecha. Aquí están los grandes empresarios, las grandes industrias y digamos que la idiosincrasia del paisa es esa, la berraquera, el empuje y el emprendimiento. Entonces es lógico que eso pasara en Antioquia. Además, porque se hizo una convocatoria absolutamente fuerte. En Bogotá fue un hit el resultado que tuvimos, porque allá la gente es un poco más fría y hay más presencia de la izquierda. Yo creo que fue un inmenso logro. Por ejemplo que en Cartagena hayan salido 15mil personas es de unas proporciones gigantescas. La labor que cumplieron los organizadores allá fue quijotesca, con el clima, el horario que propusieron y demás. Me decían en los medios que además de las 23 ciudades que nosotros programamos, salieron 35 municipios a marchar de los cuales los organizadores no teníamos conocimiento, y ni siquiera figuraron en la convocatoria por redes. Les pongo el caso de Florencia, Caquetá, donde según Blu Radio, salieron 3mil personas. 

Nosotros hacemos un conteo a nivel nacional de un poco más de 500mil personas, contando únicamente las 23 ciudades que convocamos. Pero lo más importante es que los medios internacionales como CNN, Fox News y Univision dieron un muy buen balance de la marcha, congresistas del Partido Republicano están diciendo: en Colombia pasa algo. Y yo creo que esto tiene que tomarse en serio. 

P: ¿Qué le responde a quienes afirman que la marcha fue organizada por el Centro Democrático?

R: Ya les dije quién soy yo, ya mencione que no tengo aspiraciones políticas. Obviamente el Centro Democrático nos apoyó, y no solamente tenían el derecho de hacerlo, sino la obligación, porque se han vendido como oposición legítima al gobierno y hubiera quedado muy mal que el mayor partido de oposición en Colombia hubiera hecho caso omiso al clamor ciudadano. 

P: ¿Alguna sorpresa positiva de todo esto?

R: La mejor sorpresa fue la cantidad de personas que salieron. De verdad que ni en mis mejores sueños imaginé que iba a salir tanta gente, se convirtió en una fiesta democrática. Me pareció hermoso ver a le gente cogida de la mano, coches de familias con sus hijos, ancianos apoyados en sus hijos y nietos saliendo a caminar despacio y con tranquilidad. Las personas con la camiseta de la selección, con globos de colores, todos vestidos con la bandera. A nadie le importó si su descontento era por los impuestos, el proceso de paz, la crisis energética o cualquier motivo; lo único que a la gente le importó, es que los colombianos nos unimos en torno al desgobierno y las mentiras de Juan Manuel Santos. 

P: ¿Y alguna sorpresa no tan grata? 

R: La cobertura de los medios. Me entristece mucho porque los medios se deben es a la sociedad y no al gobierno de turno. Yo creo que si alguien pierde aquí es el periodismo serio. Fuimos los ciudadanos quienes vivimos la marcha, quienes la caminamos y somos nosotros quienes vamos a formar un voz a voz diciendo que están mintiendo. Nosotros mismos, los 250mil antioqueños que nos movilizamos, sabemos que El Colombiano, por ejemplo, nos dio unas cifras que no corresponden con la realidad. Nosotros hicimos el recorrido, lo sentimos y vimos a la gente marchar. Si alguien pierde son ellos. 

P: ¿Qué conclusiones quedan de todo esto y qué sigue?

R: Que unidos podemos. Que unidos el mensaje es más claro y más contundente. Hay una cosa que estamos esperando y es que si Juan Manuel Santos no endereza el rumbo de esta negociación, definitivamente no lo está haciendo por Colombia sino por complacer de manera genuflexa a un grupo de narcoterroristas y a su propio ego. Eso queda así de claro. 

¿Y qué sigue?, yo creo que esto es un tema de agitación permanente hasta que nos oigan. Yo no hablo de unas marchas multitudinarias como la anterior porque sacar a la gente a la calle no es tan fácil. Esto no se puede convertir en una cosa de salir todos los fines de semana a marchar. Hay que asumirlo con responsabilidad y con seriedad. Lo importante aquí es que los diferentes sectores sean escuchados. Que la gente sepa por qué sale a marchar y que hayan soluciones de fondo. Aquí lo que hicimos fue visibilizarnos. Pero aquí lo que debemos buscar entre todos es que los distintos sectores de verdad obtengan una solución desde el gobierno. Los camioneros tienen un problema bastante grande con el ministerio. Ellos hicieron un paro muy grande el año pasado de 24 días, tuvieron un pliego de peticiones de 21 puntos, y hoy en día no les han cumplido un solo punto y están que vuelven a paro. No tiene ningún sentido movilizarse si no se nos escucha. Ahora tenemos que tomar por sector y obligar al gobierno a que les de soluciones. Si eso no pasa en el mediano plazo, tendrá que haber una reacción ciudadana masiva. 

Por: Gregorio Restrepo E.

  • Twitter

0 Comentarios

Ingresa su mensaje

Dejanos su comentario..


Quiénes somos?

Bajolamanga es un medio de opinión informal y alternativo que invoca las palabras para detallar, a la luz de quien escribe, la caracterización de una situación particular que el columnista retrata.

Y así de diversas como son las palabras y las opiniones, así nos proyectamos nosotros, con una única consigna y afiliación: la de la pluralidad, la que permite hablar, debatir y construir a partir de la diferencia y el respeto.

Publicidad
image description
Suscríbete

Recibe nuestras columnas más visitadas del último mes y mantente informado de nuestros eventos proporcionándonos los siguientes datos.