Hip Hop: construcción, transformación y resistencia

En el barrio San Javier, se encuentra ubicada una casa llena de colores, música, fotografías y un gran grafiti a su entrada. Su estrecho pasillo conduce a una sala con un muro blanco lleno de tinta negra que contiene todos los sobrenombres de los integrantes de la casa.

Casa Kolacho, este es el sitio en donde la música no es solo música, en donde cada letra y composición quiere llegar a una población marginada, y de este modo, cambiar el pensamiento colectivo que se tiene sobre la Comuna 13 de Medellín.

“No decimos combatir, construir, suena mejor” —expresa Ciro, rapero de la banda de Hip Hop Censura Extrema e integrante de Casa Kolacho —­­. Este lugar nació de un parche de amigos que se unieron para crear arte y además, para homenajear a Héctor Pacheco, Kolacho, líder comunal de gran influencia en los jóvenes que fue asesinado en 2009. La casa busca convertirse en un espacio de alegría, esperanza, y sueños; mostrando que el Hip Hop es otra posibilidad de construir territorios.

Ciro cuenta de qué forma han logrado liderar esa transformación social, explicando cómo años atrás solo se veían grafitis con frases que generaron violencia: “Los niños buenos se acuestan temprano, los niños malos, los acostamos nosotros”. En ese entonces, decidieron empezar a actuar, y así motivar al resto de la comunidad para que también lo hiciera.

Entendieron que para crear el cambio debían dejar ciertas palabras negativas y eliminar las quejas de su vocabulario, pues siempre que se expresara un problema, se debía buscar también la solución. De este modo, la comunidad poco a poco cambió el imaginario social que se tenía sobre los raperos y grafiteros en la comuna, pues solo los veían como drogadictos que le cantaban a la soledad.

El estigma empezó a cambiar con el tiempo, pues el grupo de amigos, demostró que en vez de trabajar sobre las consecuencias de la violencia, se debía prevenir la misma, y qué mejor modo que con arte. Ha sido un proceso de evolución y crecimiento, en el que cada rapero hace música para la gente, escribe sobre todo tipo de historias; política, revolución, romance, etc. Y las plasma en un ritmo tan pegajoso, y con un trasfondo tan sincero, que traspasa todo tipo estereotipos.

El rap de Casa Kolacho trasciende, genera soluciones ante conflictos de un lugar que carga con el peso de la historia, y se mueve, llega a otras ciudades impregnando cultura, una diferente, más revolucionaria, menos callada, más influyente.

 

Diana: ¿Un cantante?

Ciro: Pablo Hasél

D: ¿Un sueño?

C: Transformar y reconstruir la revolución.

D: ¿Un recuerdo?

C: La vida.

D: ¿Un color?

C: Verde.

D: ¿Un olor?

C: A rosas.

D: ¿Un deporte?

C: Rugby

D: ¿El nombre de una mujer?

C: Uy, se me cruzaron un montón de mujeres en mi mente…Valentina.

D: ¿Una idea para hacer rap?

C: Política.

D: ¿Un número?

C: Siete.

D: ¿Qué es para ti el amor?

C: Lo expreso en una canción que hicimos nosotros:

“Quizá nos preguntemos qué es el amor, sencillo es aprender a sentir el dolor, es el reconocer y aceptar nuestros defectos, son los más oscuros y bellos pensamientos, lo cual nos ha enseñado que no solo es hablar, es tener en cuenta y en mente que hay que demostrarlo”.


Imagen "Ciro", tomada del sitio web: 
http://www.br.de

 
  • Twitter

0 Comentarios

Ingresa su mensaje

Dejanos su comentario..


Quiénes somos?

Bajolamanga es un medio de opinión informal y alternativo que invoca las palabras para detallar, a la luz de quien escribe, la caracterización de una situación particular que el columnista retrata.

Y así de diversas como son las palabras y las opiniones, así nos proyectamos nosotros, con una única consigna y afiliación: la de la pluralidad, la que permite hablar, debatir y construir a partir de la diferencia y el respeto.

Publicidad
image description
Suscríbete

Recibe nuestras columnas más visitadas del último mes y mantente informado de nuestros eventos proporcionándonos los siguientes datos.